Caminando Con Dinosaurios

Miércoles, 8 de Enero de 2014 | 10:47 am | Comentarios (2)

Título original:

Walking With Dinosaurs

Dirigida por:

Barry Cook y Neil Nightingale

Duración:

87 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

(Voces) Charlie Rowe, Karl Urban, Angourie Rice, John Leguizamo, Justin Long, Skyler Stone, Tiya Sircar, Clay Savage, Jude Tinsely, Mary Mouser, Katie Silverman

Desde que “Jurassic Park” se alzó como la película de dinosaurios por excelencia, la cantidad de cintas sobre este tema ha ido disminuyendo cada vez más, en una era donde pareciera que los niños están más interesados en extraterrestres y fantasías, que en enormes lagartos que deambularon por WALKING WITH DNOSAURS 01la tierra hace millones de años. Dentro de esto, “Caminando Con Dinosaurios” busca tanto interesar a los niños como entretenerlos, con una aproximación semi-educativa a una película de aventura.

En un era cuando los dinosaurios dominaban la tierra, Patchi es un herbívoro pequeño y ligeramente malformado, que deberá aprender a convivir con su manada, el resto de las especies, y con sus propias limitaciones y capacidades, en una historia de maduración y superación ambientada en el cretácico. Para esto será acompañado por Alex (doblado por Jorge Zabaleta), un jovial pájaro de colores.

Las primeras imágenes de la película no son de dinosaurios, sino que de un tío y sus dos sobrinos recorriendo Alaska en una camioneta, para luego dar paso a un flashback narrado por Alex. Esto no es más que una excusa para introducir la acción y los personajes, y que resulta absolutamente superflua e innecesaria para la historia. Posteriormente, comienza la historia de Patchi, que es la típica premisa del perdedor que triunfa contra las adversidades, entre las que se cuenta a su hermano WALKING WITH DNOSAURS 02mayor Malgesto, y uno que otro carnívoro hambriento. Nunca alejándose demasiado del camino seguro, cuesta dudar que el protagonista no lo vaya a lograr, perdiendo bastante emoción y casi todo el suspenso por ese lado.

Aparte de esto, un mérito de la película es haberse arriesgado a comprometer la fluidez y el ritmo al incluir breves fichas de información sobre cada dinosaurio que aparece, incluyendo su nombre y alimentación. Estas no resultan intrusivas, pero la escasa variedad, y la selección de dinosaurios poco conocidos (ni rastro de los velociraptors, o el tiranosaurio Rex, amplios favoritos del público) termina por minar el propósito educativo. Por otro lado, los doblajes chilenos, a pesar de que no cuajan del todo, sirven para acercar la película a los espectadores, especialmente por el uso de la jerga local.

WALKING WITH DNOSAURS 03Inevitable es mencionar también la falta de “consideración” hacia los padres: puede que los niños se diviertan con los dinosaurios, pero las mejores películas de este género también incluían uno que otro chiste para los que iban de acompañantes. El humor en la cinta, que recae absolutamente en el pájaro Alex, es en extremo blanco y seguro, y a ratos un poco perno.

A fin de cuentas, “Caminando Con Dinosaurios” resulta una suerte de híbrido entre documental y película para niños, que no funciona demasiado por ninguno de los dos lados, pero por suerte es breve y no trata de darse atribuciones excesivas. Una apuesta demasiado segura que al final le termina pasando la cuenta, ya que es muy probable que no sean solamente los padres los que se aburran.

Por Lucas Rodríguez

Enlace corto:
(2)
  1. rodrigo says:

    Y aparte de toda la negatividad de el cometario que parece ser q ahora todo se basa en eso…la experiencia 3d que tal es?? O por q fuiste con entrafas de cortesía no tenias derecho a 3d, compadre demasiado denso para escribir veces hay q ser menos denso para algunas cosas…pero en serio el efecto 3d que tal??

  2. Rodrigo X says:

    El comentario describe bastante bien la película ya que francamente me aburrí por tener que acompañar a mi hijo. Lo que lo hizo francamente insufrible fue el asqueroso doblaje a la “shilena”. Poner a unos adolescentes hablando mal, con palabras cortadas, diciendo “cachai”, o directamente garabatos, no me parece una forma de acercar al público al cine, ya que le he dicho a quien pueda que no lleve a sus hijos. Por lo demás, el relato podría haberse omitido y la película habría sido mejor…
    La experiencia 3D completamente superflua e innecesaria, ya que la película no la explota en lo más mínimo a parte de un par de animales volando.

Comentar

Responder