Aprendices Fuera de Línea

Miércoles, 14 de Agosto de 2013 | 10:15 am | No hay comentarios

Título original:

The Internship

Dirigida por:

Shawn Levy

Duración:

119 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Owen Wilson, Vince Vaughn, Rose Byrne, John Goodman, JoAnna Garcia Swisher, Dylan O'Brien, Max Minghella, Jessica Szohr, Bruno Amato, Josh Gad, Aasif Mandvi, Tiya Sircar, Chasty Ballesteros, Will Ferrell

Durante la primera mitad de la década del 2000, una cofradía de actores encabezada por Ben Stiller y Will Ferrell llevó la batuta en cuanto a las películas de comedia provenientes de Hollywood. De cierta forma renovaron un género estancado, con estructuras simples, chistes de grueso calibre, muchas veces apelando a la vergüenza ajena, y guapas mujeres, logrando dominar la taquilla y entregar obras que aún son recordadas por la audiencia, como “Zoolander” (2001), “Old School” (2003), “Anchorman: The Legend Of Ron Burgundy” (2004) e indudablemente “Tropic Thunder” (2008). Sin embargo, fue en THE INTERNSHIP 012005 donde este “nuevo movimiento” terminó por imponer sus términos con “Wedding Crashers”, donde la química y carisma que derrochaba la pareja compuesta por Vince Vaughn y Owen Wilson tuvo directa relación con el éxito de la cinta.

Han pasado los años, y los nombres fuertes ahora son otros. La comedia ha dado paso a la “dramedia” y algunos de los chistes han subido de tono. Sin embargo, ello no ha detenido a Vince Vaughn en su intento por recuperar su sitial perdido, encargándose del guión, la producción y reincidiendo con su colega Owen Wilson como dupla protagónica en “Aprendices Fuera de Línea”, con la dirección de Shawn Levy, otro viejo conocido de la cofradía que ya había trabajado previamente con Ben Stiller en “Night At The Museum” (2006).

Billy McMahon (Vaughn) y Nick Campbell (Wilson) son dos vendedores de relojes que de un día para otro se quedan sin empleo, y ven como han quedado obsoletos en un mundo completamente digital. Desesperados y sin perspectivas, deciden que su mejor oportunidad está en ese mundo digital y postulan a una pasantía en Google. Allí deberán compartir y competir con jóvenes genios de la tecnología en busca del éxito inmediato por un puesto de trabajo en la Gran G.

THE INTERNSHIP 02Aún cuando hay buenas intenciones, y de paso también algunas buenas ideas, la película se apega demasiado a una estructura, a una fórmula de comedia vista hasta la saciedad, lo que puede molestar a muchos por hacerla predecible. Aquel es un error que daría lo mismo en cualquier comedia, si no fuera porque los momentos risibles en esta cinta son pocos e intermitentes, probablemente provocado por esa intención de poner temas algo más serios –la forma como se conectan las personas entre sí actualmente, el cinismo y la necesidad de ser exitoso antes de los 25 años- y proponer un discurso al respecto, el cual se diluye entre vaguedades y lugares comunes.

Sin duda que la dinámica entre Vaughn y Wilson aún está ahí y todavía puede entretener a parte de la audiencia, aún cuando Vaughn pierda el hilo tartamudeando sus líneas y Wilson siga actuando de Owen Wilson. Pero ello no es suficiente para sostener una película como esta, en donde se abusa de la misma y termina agotando hacia la segunda mitad de la cinta. Además, el trabajo de los secundarios se limita a ser meros comparsas. No se trata de desmerecer su trabajo, pero allí donde alguna vez hubo un Bradley Cooper, un Christopher Walken o una Jane Seymour en “Los Rompebodas” que tenían sus momentos y se robaban la escena, acá no hay nada memorable ni rescatable.

THE INTERNSHIP 03Por otro lado, aquellos que odian las películas con excesiva presencia de marcas patrocinadoras sufrirán durante las casi dos horas de cinta. Así como algunas empresas han decidido colgar en alguna pared que han sido elegidas como uno de los mejores lugares del mundo para trabajar, Google ha decidido que lo mejor es tener una película para mostrar todas las bondades de sus instalaciones, las facilidades de las que gozan sus trabajadores y hacer una invitación extensiva a todo el mundo para que vayan y postulen. Después de ello, más de alguno preferirá cambiar su navegador y buscador predeterminado, al menos por un tiempo.

“Aprendices fuera de línea” tiene algunos momentos que sacarán risas, pero la experiencia final ni siquiera da como para considerarla una película entretenida. Un mal regreso para una dupla que ha tenido mejores momentos, que aún conserva aquello por lo cual llegaron al sitial más alto, pero que ya carece de ese factor sorpresa y que hace ver a esta cinta como un refrito de comedias de hace 8 o 10 años.

Por Rodrigo Garcés

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...