Amigos de Armas

Jueves, 1 de septiembre de 2016 | 12:36 am | No hay comentarios

Título original:

War Dogs

Dirigida por:

Todd Phillips

Duración:

114 minutos

Año:

2016

Protagonizada por:

Miles Teller, Jonah Hill, Ana de Armas, Jeff Pierre, Shaun Toub, Barry Livingston, Brenda Koo, JB Blanc, Trevor Keveloh, Roman Mitichyan, Mehdi Merali, Ashley Spillers, Aaron Lustig, Said Faraj, Ashli Haynes

Cada vez que una película se estrena vociferando estar basada en una historia real, logra capturar la atención del espectador que ve una oportunidad de conectar en mayor profundidad con los hechos, aunque muchas veces estas producciones sólo toman una premisa y vagamente representan la realidad de lo ocurrido. Sin embargo, considerando el potencial narrativo, son representadas algunas historias que capturaron el interés periodístico en el pasado. Es así como un artículo publicado en 2004, en la revista Rolling Stone, sobre dos jóvenes que lograron un contrato con el gobierno para suministrar armas a las tropas militares en Afganistán, es llevado a la pantalla grande de la mano de Todd Phillips, director de la exitosa “The Hangover” (2009).

WAR DOGS 01“Amigos de Armas” cuenta cómo dos jóvenes veinteañeros, David y Efraim (Miles Teller y Jonah Hill, respectivamente), empiezan a trabajar en el negocio de las armas. Estos son contratados para suministrar a los militares estadounidenses luchando en la guerra de Irak. Luego de hacer crecer el negocio y vivir una vida de lujos, se les presenta un contrato millonario para hacer lo mismo con los aliados americanos en Afganistán. Al aceptar, se ven involucrados en un mundo sombrío y peligroso, de donde es difícil escapar.

La premisa logra ser lo suficientemente interesante para generar atención desde el primer minuto, pues la idea de representar a la guerra como un negocio y los intereses económicos que giran alrededor pueden sostener una historia. Sin embargo, el relato va tomando giros que lo hacen adentrarse en algo más simple: cómo el dinero puede corromper a dos personas. Y desde ahí parte una historia sobre la  ambición, luchando con los dilemas morales y las consecuencias que estos dos personajes deben enfrentar.

WAR DOGS 02En la cinta existe una evidente influencia cinematográfica, sobre todo en la construcción de sus personajes. Ejemplificando esta idea, no es casualidad que en la oficina del personaje de Hill exista un cuadro gigante de Tony Montana en el clímax de “Scarface” (1983), siendo esta película un elemento central al influir fuertemente en las acciones de sus personajes. Otra clara influencia es el cine de Martin Scorsese, quedando en evidencia la narración en off y planos congelados, tal como si fueran sacados de “Goodfellas” (1990), además de citar a “The Wolf Of Wall Street” (2013) como principal conexión en términos de ritmo, propuesta visual y la mencionada construcción de sus personajes, que escalan en ambición sin cuestionamientos morales.

Las acciones de los dos protagonistas son moralmente cuestionadas, pero no enjuiciadas. Si bien, Efraim está más consciente de la situación en la que se ven involucrados, arrastrando a su compañero a aceptar el negocio, este último acepta sin mayor duda esta propuesta, asumiendo las consecuencias que aquello podría traer. Esta decisión hará que se enrede en una maraña de mentiras que pondrá en peligro su relación y, al mismo tiempo, al adentrarse poco a poco en la ilegalidad del negocio, será puesta en jaque su libertad. Entonces, nos enfrentamos a dos personajes que son presa de sus ambiciones y están dispuestos a transar y apostar todo lo que tienen con tal de obtener más dinero. A pesar de tener una buena justificación para desarrollar esta crítica en profundidad, sólo se hace de manera superficial, perdiendo la oportunidad de establecer una idea mucho más clara frente a las acciones de estos personajes.

WAR DOGS 03Al ser una película del director que llevó a la pantalla la alocada historia de un grupo de hombres después de una noche de fiesta en Las Vegas, se esperaba que caminara por el mismo sendero de comedia desenfrenada. Sin embargo, esta vez Phillips decide dar un giro al tipo de humor que venía trabajando e intenta fabricar uno que está mucho más cargado a la comedia negra con tintes de drama. Sin decepcionar a las expectativas, la comedia está presente y logra funcionar, siendo Jonah Hill quien logra condensar las situaciones más graciosas.

“Amigos de Armas” logra sostenerse gracias a que posee un buen ritmo y cuotas de humor que van acorde a la historia central. Si bien, parte con una premisa lo suficientemente interesante y todos sus elementos van conectando, a medida que avanza no queda claro si hay una crítica hacia el negocio de la guerra o si sólo se trata de retratar de manera divertida la historia real, pues hacia el final se pierde el foco principal y logra llegar a puerto de manera caótica, revelando un ambiguo final que contribuye a sólo dejarla como una divertida y poco satisfactoria anécdota.

Por Ángelo Illanes

Enlace corto:

¿Cuál es la banda que más quieres ver en RockOut Fest 2016?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...