Amigos Con Ventaja

Jueves, 4 de Junio de 2015 | 2:12 am | No hay comentarios

Título original:

Playing It Cool

Dirigida por:

Justin Reardon

Duración:

94 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Chris Evans, Michelle Monaghan, Anthony Mackie, Aubrey Plaza, Martin Starr, Ashley Tisdale, Topher Grace, Patrick Warburton, Ioan Gruffudd, Luke Wilson, Sarah Dumont, Philip Baker Hall, Steven Wiig, Sean Carrigan, Joseph Aviel

Esperar que una rom-com destaque por sí sola y entregue un mensaje más allá de la propia conformidad que el género que refleja, es pedir demasiado. No obstante, tampoco nos enojamos con cintas de estilo “livianito” que cumplen en los aspectos más básicos, como que sea graciosa, que otorgue personajes convencionales con demonios y miedos antagónicos, y que se toquen temas identitarios sobre el amor en ciertas etapas de la vida. El final que deja sensaciones positivas es opcional. Ahora bien, si se le resta a una producción de este tipo calidad en cuanto a un desarrollo, aunque sea coherente con su objetivo, no se saca nada con simplemente cumplir o contar con actores PLAYING IT COOL 01reconocidos. La falta de entusiasmo se puede ver reflejado en un guión, y esta vez ocurre en el de “Amigos Con Ventaja”.

Un escritor que no cree en el amor (Chris Evans) debe realizar un guión para una comedia romántica. Desesperado por no tener buenas ideas y refugiado en su grupo de amigos escritores fracasados (Topher Grace, Martin Starr, Aubrey Plaza y Luke Wilson), un día conoce de forma inusual a una mujer bastante particular, Ella (Michelle Monaghan), con la cual construye una profunda atracción. Sin embargo, ella está comprometida, por lo que el narrador se las ingenia para tener una relación de amistad mientras lucha internamente para descubrir el verdadero significado del amor.

Con un tono que hace parodia de las comedias románticas tradicionales, “Amigos Con Ventaja” podría parecer una narración fuera de lo común, que destaca por su sentido del humor graficado a través de escenas en las cuales el narrador nos introduce a su –relativamente- triste historia, desde su propia imaginación. Inteligente y aparentemente graciosa, vende una premisa que en su segundo tercio se destruye tajantemente por dos terribles errores: la ambigüedad en el desarrollo de las dimensiones de los personajes principales y la masiva falta de conexión entre los actores y sus papeles. De este PLAYING IT COOL 02último punto se salvan sólo Topher Grace y Aubrey Plaza. El primero por hacer un intento para que su personaje no sea otra caricatura más de los homosexuales, a pesar del guión, y la segunda porque su zona de confort son los papeles de chica rara con humor deadpan.

Trastocado por los mismos errores de los que se burla, la cinta del director Justin Reardon dista bastante de producciones que se podrían categorizar a la par, como “Ruby Sparks” (2012) o “(500) Days Of Summer” (2009), donde los personajes sí evolucionan y la comedia no es limitante alguna para entregar un mensaje –algo desconcertante- sobre la vida, y no simplemente un montón de ideas que suenan bonito en el contexto de un guión pobre y desganado, cuyo objetivo es sólo ser efectista como cualquier vil película de domingo por la tarde. “Amigos Con Ventaja” no es nada más que eso.

Peor aún, Chris Evans pareciera haber regresado al tiempo de “Not Another Teen Movie” (2001) y “Fantastic Four” (2005), tirando por la borda el gran camino construido como Capitán América  y su aclamada actuación en “Snowpiercer” (2013), definitivamente papeles donde destaca. Claro, también son historias mejor tratadas y guiones muchísimo más cuidados de directores y escritores más PLAYING IT COOL 03audaces, sin embargo, como espectador es desconcertante cuando la carrera de un actor va en ascenso y, por los motivos o acuerdos particulares que se tengan, aceptan roles muy inferiores a sus capacidades.

El único aspecto que no hace de esta película una triste pérdida de hora y media –a menos que alguien sea seguidor indiscutido de las comedias románticas- es ese lazo entre la imaginación del narrador con lo que va sintiendo o pensando. Con esa simple e infantil forma de construir la realidad del protagonista, incluso ocupando animación, se percibe algo de interés por otorgar un ritmo más juguetón y diferenciador a una historia que no destaca precisamente por ser innovadora o por tener personajes complejos más allá de ser atractivos. Pero ni siquiera el curioso hecho de que salga Chile mencionado un par de veces en la historia es motivo suficiente que justifique el sacrificio.

Por Daniela Pérez

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...