Amigos Con Hijos

Martes, 21 de Agosto de 2012 | 11:12 am | Comentarios (4)

Título original:

Friends With Kids

Dirigida por:

Jennifer Westfeldt

Duración:

107 minutos

Año:

2011

Protagonizada por:

Kristen Wiig, Jon Hamm, Maya Rudolph, Chris O'Dowd, Adam Scott, Edward Burns, Jennifer Westfeldt, Samantha Bee, Megan Fox

Jennifer Westfeldt escribe, dirige y protagoniza esta comedia con una atractiva premisa central, que muestra las vidas y relaciones de un grupo de amigos adultos y cómo estas cambian con la llegada de los hijos y el paso del tiempo.

Westfeldt interpreta a Julie, un personaje que hemos visto muchas veces antes: la típica mujer profesional perpetuamente soltera, que está más que consciente de ello y busca remediarlo. Jason (Adam Scott), su mejor amigo de toda la vida, también es soltero, pero es hombre, y la película es lo suficientemente machista (lo que resulta curioso considerando el género de la realizadora) para que su soltería no sea tema de preocupación. El resto del grupo está conformado por Missy y Ben (Kristen Wiig y Jon Hamm), cuya relación se basa más en el alboroto de sus hormonas que en la existencia de temas en común; Alex y Leslie (Chris O’Dowd y Maya Rudolph), como la pareja sólida: casados, con hijos, esforzados, comprometidos y, por ende, desgastados. Ante la contrastable estabilidad de sus amigos, además de sus propios deseos de ser padres y el miedo de no llegar a serlo, Julie y Jason toman la decisión –de forma prácticamente espontánea- de tener un hijo juntos y criarlo de forma que su relación se mantenga platónica y ambos puedan seguir saliendo con otras personas.

Si la historia tiene potencial, la película se queda sólo en eso y no lo desarrolla. La trama se lleva a cabo a lo largo de varios años, y “Amigos Con Hijos” se siente apresurada en partes, como si estuviese chequeando una lista de sucesos importantes que debería presentar, sin explorarlos mayormente. Así es como, desde el principio, se siente que la decisión que toman Jason y Julie no está tan justificada. Es más, las motivaciones y razones que dirigen la trama pasan a ser secundarias, casi incidentales, cumpliendo el único propósito de darle a los personajes la oportunidad de desenvolverse en las situaciones que se van generando, las cuales van dirigidas a un final dolorosamente predecible que se ve venir desde el comienzo de la cinta.

La película no es un completo fracaso y proporcionará risas a aquellos menos exigentes, valiéndose principalmente de una edición eficiente con cortes rápidos, que abusa un poco de la yuxtaposición de escenas opuestas con fines cómicos, como por ejemplo, el suceder una conversación en la que Jason le asegura a Julie que sus amigos entenderán su plan, con la sorpresa e incredulidad con que Leslie y Alex reciben las noticias.

El que “Amigos Con Hijos” se quede corta es frustrante, porque la película muestra el ocasional atisbo de honestidad y madura reflexión, lo que sugiere que probablemente la voz de Westfeldt sí tenía algo que decir, pero el errático tratamiento de la historia le impidió hacerlo con claridad. Y es cuando el guión hace evidentes sus carencias, que le toca a los actores dar un paso al frente e intentar que, ya que la trama en sí se muestra tambaleante, al menos las escenas individuales puedan resultar y ser disfrutadas.

El punto fuerte de la película, y el principal atractivo de esta, son los personajes secundarios. Jon Hamm le saca el mayor partido a un personaje limitado, Kristen Wiig logra dejar una impresión a pesar de que su tiempo en pantalla sea minúsculo, y Maya Rudolph y Chris O’Dowd resultan ser la dupla más verosímil entre el mar de arquetipos que componen la cinta. Es más, a pesar de que sus historias no sean tan interesantes ni tengan tanto tiempo en pantalla, la mayoría del tiempo uno como espectador preferiría que la película se enfocase en los personajes de apoyo que en los dos protagonistas.

El problema es que la cinta se centra mayoritariamente en los dos miembros menos atractivos del elenco y, Westfeldt y Scott, a pesar de poseer fortalezas individuales que quizás se harían valer más en roles menos prominentes, no tienen el peso suficiente para llevar esta historia, lo que es fundamental cuando el guión necesita toda la ayuda posible de los actores para que lo eleven.

No hay mucho más que decir sobre la película. Al mando de una directora, guionista y protagonista que no se destaca particularmente en ninguna de las tres áreas, “Amigos Con Hijos” es una película que por ratos apunta a ser una comedia romántica adulta, y en otros una dramedia mordaz y honesta, pero su carencia de humor e inestable narrativa hace que termine sin ser ninguna de ellas y la convierta en una adición innecesaria a la cartelera actual.

Por Ignacio Goldaracena

Enlace corto:
(4)
  1. Carol Rojas C. says:

    Twiteado!!! y recomendado por fb
    Saludos 😀

  2. María Alejandra Muñoz says:

    que lindo lindo reparto <3

  3. Makarena Castillo says:

    Todo ok, vamos !

  4. karla gonzalez says:

    Ya… me quiero reir viendo a Wiig, Scott y Rudolph!

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...