Aliados

Jueves, 12 de Enero de 2017 | 12:25 am | No hay comentarios

Título original:

Allied

Dirigida por:

Robert Zemeckis

Duración:

124 minutos

Año:

2016

Protagonizada por:

Brad Pitt, Marion Cotillard, Jared Harris, Daniel Betts, Lizzy Caplan, August Diehl, Simon McBurney, Thierry Frémont, Matthew Goode, Anton Lesser, Marion Bailey, Camille Cottin, Charlotte Hope

Poco antes del estreno de “Aliados”, el cotilleo y los rumores concernientes a los protagonistas y su vida tras la pantalla se tomaron la atención de la prensa, logrando publicidad –errónea– y otorgándole un estatus distinto al que se podría haber apuntado en condiciones normales. A pesar de que se trate de un drama con tintes románticos, y lejos de la polémica, la última cinta de Robert Zemeckis se enfrasca en un contexto bélico, donde la verdad se difumina entre los misterios, la traición y la lealtad, en un drama que plantea moralmente qué pesa más, la familia o la nación. Pero irónicamente carece de un compromiso que apunte a ser una perdurable y entrañable puesta en escena.

Casablanca, 1942. Al oficial de la inteligencia canadiense Max Vatan (Brad Pitt) le es encomendada una peligrosa misión anti Nazi. Para lograr su cometido, debe aparentar como el marido de Marianne Beauséjour (Marion Cotillard), de la Resistencia francesa. Tras evadir una muerte segura y escapar del peligro, el amor surge entre agentes, pero en plena II Guerra Mundial los resquicios del conflicto le jugarán en contra a la pareja.

Desde la aventura fantástica hasta el drama ambientado, el cine de Robert Zemeckis es un excelente ejemplo del Hollywood prolífico y exitoso, aquel que tiene anzuelos suficientes para enganchar a públicos que piden distintos tipos de productos, y que en cuyos desarrollos reciben incluso algo más en los mensajes. Con todos los géneros en que explora –algunos más efectivos que otros– comúnmente el director sabe cómo sacar lo mejor de sus actores principales, siendo capaz de sobrellevar con firmeza las ideas base de las cintas. Aunque todavía esté lejos de lograr el éxito apabullante de sus grandes clásicos, el chicaguense no se detiene en testear su estilo, y en el lado errado de su ensayo llega con un drama que se aventura a ser estimulante, pero que cae de manera frustrante, pues jamás encuentra un balance convincente entre el drama romántico y el thriller de acción.

En su generalidad, “Aliados” es un drama anticlimático que entrega pequeñas dosis de provocación a ratos, pero que en la suma es una decepcionante y superflua historia con falta de movimiento, con un relato completamente sugerente a ratos, en pasión y misterio, pero que en la suma es una decepcionante y monótona crónica funcional que dramáticamente no se compromete.

Esa falta de naturaleza seductora no es sólo desliz de guion y dirección, sino que se erige en la evidente falta de química de sus protagonistas. No hay complicidad sustancial que empeñe los giros dramáticos, perdiendo algo tan esencial de la cinta hacia un desechable commodity con fecha de caducidad. Así, los que son grandes y reconocidos actores se pierden por no alcanzar un mínimo de compromiso verdadero.

Por un lado, Cotillard ofrece todo de sí para aparecer apasionada, pero sus resultados no son los esperados, pues Pitt tampoco es emocional y románticamente coherente. El resultado: dos extraños en pantalla. Indudablemente son buenos actores por separado, pero juntos hay más tensión que amorío eficaz, dos personas forzadas al encierro por las circunstancias. En el lado amable, hay un gran trabajo en el diseño de vestuario, que conforma una magia singular e incluso evocativa a la clásica “Casablanca” (1942). Visualmente es elegante, con una cinematografía en concordancia a su contexto y un noble uso de musicalización.

Pero la falta de escenas con suspenso apasionante y romance conmovedor termina por mover desesperadamente una historia que es lánguida en su desarrollo e incontrolablemente plana y desilusionante. No hay emoción real que conecte eficazmente el relato con sus personajes, provocando que el cierre –triste y perdurable en su ideal– sea angustiosamente anticlimático y poco especial, a tono con la generalidad lograda en la producción.

Por Daniela Pérez

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...