Al Filo del Mañana

Jueves, 29 de Mayo de 2014 | 12:54 pm | Comentarios (3)

Título original:

Edge Of Tomorrow

Dirigida por:

Doug Liman

Duración:

113 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Tom Cruise, Emily Blunt, Bill Paxton, Charlotte Riley, Lara Pulver, Jonas Armstrong, Lee Asquith-Coe, Tony Way, Kick Gurry, Dragomir Mrsic, Franz Drameh, Deborah Rosan, Natasha Goulden, Jeremy Piven

Corregir un error para evitar una tragedia, conseguir algo tan simple como un último abrazo, vivir nuevamente un bello momento. Las limitantes temporales siempre han sido un tema que ha ocupado las obsesiones del hombre, las que ha canalizado en buena parte a través del arte. El cine no se ha restado para nada y ha concentrado sus esfuerzos en, sobre todo, una manera para trasladar esa inquietud: el clásico viaje en el tiempo. Pero otra línea, menos recurrente por cierto y ligada a la anterior, se encuentra en el retorno ineludible e interminable a un mismo punto temporal.  “Al Filo del Mañana” se abre paso con personalidad para instalarse en la delantera de lo que Hollywood ha proporcionado en esta línea.

EDGE OF TOMORROW 01Las naciones se encuentran unidas para hacer frente a una invasión alienígena que avanza implacable para acabar con la raza humana. El Coronel William Cage (Tom Cruise) es parte de los estrategas de la resistencia, pero se ve empujado a participar en el campo de batalla, aunque posea nula experiencia. Sucede lo esperado: muere a los pocos minutos de iniciado el combate, pero al instante pasa algo que se sale de toda ley o norma: despierta al comienzo de la misión. Y así será una y mil veces. Su propósito será, entonces, dar con la manera de revertir el aplastante poder del enemigo, para lo que contará con la colaboración de la aguerrida soldado de las Fuerzas Especiales, Rita Vrataski (Emily Blunt).

Queda claro: a lo que se enfrenta el protagonista es a un desafío inconmensurable, como tantas otras veces hemos visto encarnar Cruise. La diferencia, en esta oportunidad, radica en que está involucrado en una película que vale la pena. Una cinta de un tipo que escasea, que se hace cargo de cuidar tanto las secuencias de acción como los personajes, que está escrita y dirigida con precisión, limpieza y sentido. La alteración del tiempo es el eje en torno al que se mueve esta producción y, a decir verdad, el tagline del filme (“Vive, muere, repite”) hace plena justicia a lo que la película tiene para ofrecer. En base a un dispositivo delicioso que energiza el desarrollo y retuerce el modo clásico de contar una historia, la cinta logra envolver y proporcionar sólidas dos horas de entretención. La dinámica –reiniciar el día hasta encontrar la salvación- funciona de maravillas cuando más se le exprime, esencialmente porque tiene en su centro el ensayo-error que debe practicar el protagonista para poder dar con una solución y así evitar la tragedia. La obra propone contarnos algo –de una manera inusual- y lo cumple a cabalidad, no desviándose de la ruta ni dilatándose más de lo conveniente, y el interés se mantiene a tope, porque los trucos del guión nunca se agotan.

EDGE OF TOMORROW 02Con tan sólo contener un estilo de narración tan estimulante, el filme tiene buena parte del terreno ganado, pero ejecuta otras proezas que lo llevan a ser un muy buen entretenimiento. El sentido del humor, cada vez más difícil de encontrar en las superproducciones, acá ocupa un lugar de privilegio. Es particularmente hilarante ver a alguien regresar incansablemente al mismo momento  una y otra vez, fallando de manera ridícula, y la película no duda en plantearlo así aunque esté en juego la humanidad.  Eso no aflige la tensión e incertidumbre de la historia, sino que alcanza un balance de tono que es todo un logro. Nada más alejado de lo que suele contener el solemne y aparatoso blockbuster que impera en la industria. Lo otro que la eleva dice referencia con la gran y medida acción que posee, y con que la articulación de un argumento exquisito va plenamente hermanado con el desarrollo de personajes que llegan a importar y no son simples marionetas.

Reiniciar el día implica volver sobre los mismos personajes, diálogos, situaciones, y en este caso a una rutina completa debido a que el protagonista está sometido a una rígida disciplina militar. Lo único que se altera es el personaje central –un hombre absorto inicialmente y luego desesperado por hallar una salida-, solo ante un mundo que no puede darse cuenta que este día vuelve a empezar una y otra vez. El gran valor de la cinta, por lo tanto, es no traspasar el agotamiento y hastío de su personaje al espectador, mediante estirar todas las posibilidades y mostrar otros ángulos del día en cuestión. La sorpresa, ese factor clave en el cine, no se ve perjudicada por el retorno inacabable que se plantea. Al final, lo que mueve a la película, no es más que el deseo de un hombre por pulirse para poder derrotar a un enemigo. Del mismo modo que no por ser una historia de contornos apocalípticos el filme se tropieza con la fanfarria, tampoco por tomar la ruta de la diversión cae en las concesiones habituales de la clase de películas que contienen un rasgo diferente en su punto de inicio.

EDGE OF TOMORROW 03“Estoy reviviendo el mismo día una y otra vez”, decía Bill Murray en “Groundhog Day” (1993), una joya de la que “Al Filo del Mañana” bebe en dosis importantes. Además de las evidentes diferencias de estilos, se distancian en cuanto a cómo abordan su desarrollo. Tom Cruise está condenado a dar con una solución para derrotar al enemigo, para lo que no tiene más plazo que lo que dure la batalla en la playa. Bill Murray –al contrario de Cruise, al contrario también del Jake Gyllenhaal de “Source Code”- no tiene ese mandato, no tiene esa obligación, lo que al final otorgaba plena libertad para que la historia se moviera hacia cualquier lado y ganara en sorpresa. La cinta de Doug Liman debe entrar en explicaciones, porque el personaje de Cruise tiene un propósito que cumplir. Lo notable es que la manera en que va dando sustento a la trama es enormemente dosificada y desprovista del clásico tonillo pomposo (llega incluso a descartar la música en las escenas que no incorporan acción).

De seguro la última película que propuso una audacia narrativa tan vinculada con el presente filme fue “Source Code” (2011), que funcionaba más como pequeña exhibición del genio de su director para crear un guión juguetón, que como una gran cinta. La de Doug Liman gana en humor, diversión y  espectacularidad, y una trama menos alambicada, y se puede ver como una versión mejorada del largo de Duncan Jones. Claro que el estreno de esta semana está basado en una novela japonesa publicada con anterioridad, “All You Need Is Kill” (2004) de Hiroshi Sakurazaka. Como sea, es un disfrute que Hollywood esté incorporando a algunas de sus producciones el exquisito recurso de alterar el tiempo.

EDGE OF TOMORROW 04Desconocer el trabajo de Tom Cruise sería de una miopía tremenda. Si bien hay que retroceder hasta 2008 para encontrar una película donde brillara (“Tropic Thunder”), y hasta 2004 para encontrar una donde brillara como protagonista (“War Of Worlds”), el actor no ha olvidado para qué le pagan. Su buen desempeño da incluso para indicar que, tras una montonera de años de papeles olvidables, he acá una cinta que perfectamente le vale para redimirse: interpreta con humor, soltura y prestancia a William Cage. Y para decir las cosas con claridad, este debiese ser uno de los filmes por los que se le recuerde. Buen favor le hace que junto a él esté una Emily Blunt impecable, en uno de esos pocos papeles fuertes que le ha dado el Hollywood reciente a las mujeres.

El cine nos ha proporcionado muchas alegrías cuando se ha conectado con los saltos temporales, de partida porque  siempre es un placer pararse ante un filme que transmite la sensación de armarse y desarmarse a cada momento. La dinámica es incorporada con destreza por “Al Filo del Mañana”, en el que debe ser el blockbuster de este año que mejor aúna la sencillez y la concisión, con la complejidad de su narración. Atemorizaba que detrás estuviera Doug Liman, pero el tipo ha vuelto para decir que sus correctos primeros pasos en cine no fueron obra de la casualidad. Tenía margen para habérsela dado de pretencioso, pero prefiere simplificar y sintetizar para volcarse por completo a la entretención pura. Aun sin lucir un final que despegue sobre la media, es una película que sin dudas tiene todo para ser considerada un must-see de la temporada.

Por Gonzalo Valdivia

Enlace corto:
(3)
  1. Completamente de acuerdo. Brillante película. Mucho más de los que esperaba….
    Saludos.

  2. buena critica, me dieron ganas de verla 😉

  3. Sarahí says:

    Pienso que está muy bien llevado el tema de la repetición, y con base a eso una persona puede mejorar y convertirse en algo mejor. De hecho es una crítica constructiva de nosotros mismos bastante buena.

Comentar

Responder