África 3D

Miércoles, 17 de Septiembre de 2014 | 10:55 am | No hay comentarios

Título original:

African Safari

Dirigida por:

Ben Stassen

Duración:

85 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Documental

No son demasiados los casos en los que el formato del cine (pantalla grande, amplio sonido envolvente, y cierta intimidad dentro de la sala oscura) es aprovechado para otras cosas que no sean, directamente, películas de ficción. De vez en cuando, se exhibe uno que otro concierto, o cuando estaba sucediendo el mundial de fútbol, se transmitieron un par de partidos dentro de las salas de cine. Por esto mismo es que resulta interesante la propuesta –más referida al concepto que al caso- que representa el estreno de “África 3D”, que en su esencia, no es más que un documental/reportaje sobre la flora y fauna del continente mencionado, apostando exclusivamente por su eterno esplendor.

El experto en felinos, Kevin Richardson (apodado “El domador de leones”), guía una expedición a través de varios países de África, donde su flora y fauna son los maravillosos protagonistas. A pesar AFRICAN SAFARI 01de esto, el crecimiento explosivo de las ciudades, y sus consecuentes explosiones demográficas, además de la caza ilegal, han puesto en riesgo los hábitats  naturales de especies tan icónicas como el elefante o el león.

En un primer análisis muy simplista, “África 3D” no se diferencia demasiado de la programación estándar que se puede encontrar en Animal Planet o Discovery Channel: animales en su entorno natural, fauna exuberante, y geografía absolutamente única, pero donde el documental pone la diferencia, es en la calidad de las imágenes captadas. Claramente la película cuenta con un presupuesto mayor a los documentales estándar de la televisión, por lo que las tomas fueron registradas usando métodos como un globo aerostático, o costosas filmaciones infrarrojas, en prodigiosos sectores protegidos de acceso restringido.

Teniendo esto en cuenta, la mitad del juego cae también en la presentación: no es lo mismo ver a una familia de elefantes cruzando un río en la pantalla chica, que en una pantalla enorme en 3D. El atractivo de “África 3D” está en mostrar lo ya conocido de una forma novedosa y poco explotada, con el objetivo de revivir su atractivo inicial.

AFRICAN SAFARI 02En este sentido, los protagonistas absolutos son los animales. Toda la fauna más icónica de África está presente, incluyendo raras tomas de los muy amenazados rinocerontes negros, cuya aparición es uno de los puntos altos definitivos del documental. Junto con esto, un inesperado altercado nocturno con una manada de leones es otro gran momento, debido principalmente a su espontaneidad, que deja sin una respuesta concisa incluso al experimentado domador de leones.

Pero es por esta misma razón que el énfasis otorgado a los guías es de plano excesivo, y a ratos incluso llega a sentirse propagandístico. Es cierto que tanto Richardson como sus colegas son expertos en animales, pero el que esto sea repetido en tantas ocasiones en vez de ser mostrado, se vuelve rápidamente molesto. Además, muy pocas veces comparten algún tipo de información de utilidad sobre las especies, lo que es realmente un desperdicio teniendo en cuenta sus credenciales (Richardson ha sido aceptado en varias manadas de felinos mayores).

AFRICAN SAFARI 03Un detalle interesante, pero que desgraciadamente nunca termina por tomar total fuerza, son las esporádicas reflexiones del equipo sobre cómo el mayor riesgo para las especies resultan ser las personas, directa (caza ilegal de animales para vender sus partes), o indirectamente (el crecimiento de las ciudades ha forzado la modificación de ciertos ecosistemas, en busca de abastecimiento energético). Esto se vislumbra como una tesis de trabajo, pero se queda en lo anecdótico debido a la falta de énfasis y cohesión.

A pesar de carecer de novedad, “África 3D” es de todas formas una opción fascinante, cargada de secuencias íntimas y maravillosas de especies tan diversas como el guepardo, el rinoceronte, o los leones de la Sabana. Además, es una buena indicación del potencial que tiene el cine –entiéndase la sala de proyección- como medio para mostrar otro contenido aparte de obras de ficción o eventos ocasionales.

Por Lucas Rodríguez

Enlace corto:

Comentar

Responder