(09)

Miércoles, 12 de Marzo de 2014 | 11:43 am | No hay comentarios

Título original:

(09)

Dirigida por:

Javier Aguirrezabal

Duración:

90 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Juanita Ringeling, Ramón Llao, Isidora Cabezón, Catalina Saavedra, Catalina González

Hace ya unos años que el cine chileno ha estado coqueteando con los géneros y formas más característicamente gringas; desde “Videoclub” y el experimento con los zombis, al cine de explotación con “Tráiganme la Cabeza de la Mujer Metralleta”. A pesar de que los resultados 09 02no han sido del todo memorables, y que más de algún conservador va a criticar esta tendencia como una traición a las raíces del cine nacional, esta creciente diversidad resulta, a lo menos, interesante. “(09)”, cuyo primer atractivo es haber sido grabada íntegramente con celulares, es la nueva oferta de esta tendencia.

Carolina, Andrea y Florencia (Juanita Ringeling, Isidora Cabezón y Catalina González, respectivamente), tres amigas y compañeras de la universidad, se juntan en la casa en la playa de la primera para grabar un trabajo. Pero a medida que pasen las horas, se irán sucediendo hechos anormales, que sembrarán el pánico en las amigas.

Lo primero que se aprecia de la película es que, contrario a lo que uno podría suponer, la grabación con celulares no se vuelve desagradable, ni tampoco es el centro de la obra, más bien es usado concienzudamente como una herramienta, escondiendo información y mostrando lo mínimo, dejando bastante a la suposición del espectador. Este truco, cuya efectividad ya ha sido probada en varias ocasiones previas (“The Blair Witch Project”, sin ir más lejos), es el principal anzuelo para manejar la tensión.

09 03Al mismo tiempo, la narración es fragmentada, ya que la historia está dividida por los celulares de las tres amigas, cada uno partiendo de un punto distinto del relato, y ampliando la información entregada por su antecesora. Esta técnica se siente fresca y fue una buena idea para alargar a más de una hora una historia que no da más que para un corto, con narración lineal.

Las actuaciones, tanto de las tres protagonistas como de unos suficientes secundarios encarnados por Ramón Llao y Catalina Saavedra, resultan convincentes, salvo por el que estén constantemente grabando con el celular, que es un detalle en demasía irreal en una película que trata de parecer real, pero que se puede pasar por alto con facilidad como un recurso necesario para la narración.

A pesar de esto, “(09)” no está carente de algunos problemas: los primeros minutos sufren por unos intercambios forzados y muy poco convincentes, que buscan caracterizar a la fuerza a cada una de las protagonistas, pero su gran imperfección es una aparente falta de convicción en sí misma, ya que la 09 01película no se atreve a dejar cabos sueltos, a jugar con la incertidumbre, y se decanta en más de una ocasión por las explicaciones burdas, donde además el ritmo amenaza con adormecerse. Teniendo en cuenta que el formato de la cámara en mano descansa en no mostrar todo, resulta de lo más coherente optar por dejar al público en la duda.

De todas formas, la cinta logra lo que busca: es una inquietante experiencia y un trabajo de minimalista calidad, jugándosela más por la astucia que por lo grotesco, sugiriendo el miedo más que vomitándolo en la cara de los espectadores. Con o sin sus faltas, es un claro paso adelante para el cine de terror nacional.

Por Lucas Rodríguez

Enlace corto:

Comentar

Responder